¿Por qué los niños sacan la lengua cuando están muy concentrados?

Tiempo de lectura 3 minutos

Seguramente habrán observado alguna vez que cuando un niño está muy concentrado en una tarea suele sacar la lengua. Incluso de adultos podemos notar cuando estamos prestando mucha atención a algo que cambiamos la posición de nuestra lengua ¿Que relación hay entre la lengua y la concentración?

A primera vista es difícil pensar que pueden estar conectadas de alguna manera, pero este comportamiento tan común en los niños llamó la atención de los investigadores y se realizaron varias hipótesis.

¿Mensaje, recurso o lenguaje?

Una de las teorías más antiguas es la del zoólogo y etólogo inglés Desmon Morris, quién defiende que es un gesto hereditario y universal. Morris señala que este comportamiento característico de la especie humana puede verse incluso en especies adyacentes como los orangutanes o los gorilas.

Según esta hipótesis el gesto tiene un valor comunicativo, avisa a los demás que en este momento estamos muy ocupados y que no estamos dispuestos a un intercambio social. Sería una especie de cartel de “no molestar”.

Otra hipótesis se centra en la capacidad del cerebro. Como sabemos nuestro cerebro tiene una capacidad limitada, algo similar a lo que sucede con la memoria Ram de los teléfonos.

Cuando estamos haciendo actividades que requieren demasiados recursos, lo que hacemos es disminuir el número de estímulos que llegan al cerebro, para que pueda dedicar toda su potencia a esa tarea que lo demanda.

En este sentido, meter la lengua entre los dientes disminuye las distracciones ajenas al trabajo, porque la lengua es una de las zonas del cuerpo con más terminaciones nerviosas, por lo tanto envía y recibe mucha información al cerebro. Mantenerla inmóvil es la mejor estrategia para dejar de enviar esa información y disminuir un poco la carga al cerebro.

Sin embargo, las últimas investigaciones apuntan a que sacar la lengua mientras se hace una cierta actividad motora es una muestra de la importante relación que tiene el lenguaje con la motricidad.

Las doctoras en psicología Gillian Forrester, de la Universidad de Westminster, y Alina Rodríguez de la Mid Sweden University, publicaron recientemente un estudio que ofrece una nueva posibilidad para entender este gesto.

Las investigadoras observaron de forma sistemática la conducta de niños de 4 años en diferentes actividades que implicaban motricidad fina (jugar con pequeños objetos) motricidad gruesa (un juego de golpear con la palma la mesa) o ningún control motriz (recordar una historia).

Los mayores porcentajes de niños sacando la lengua se produjeron en el juego de motricidad gruesa, que implicaba cambios de turno, gestos manuales y reglas de estructura, es decir componentes fundamentales para un sistema de comunicación.

Además, la mayoría de los niños giraba la lengua hacia la derecha, lo que implica que era un gesto controlado por el hemisferio izquierdo. Este mismo hemisferio es el encargado de las áreas de lenguaje por lo que podría existir una relación entre el gesto y el lenguaje.

En efecto, la hipotesis de las investigadoras es que esta superposición de áreas cerebrales involucradas en el habla y en el control manual supone que las acciones de la mano y la lengua están relacionadas. Cuando se realizan secuencias estructuradas con la mano, éstas van acompañadas de acciones similares con la lengua.

¿Esto qué quiere decir?

Los resultados de esta investigación más lo que ya sabemos sobre el desarrollo histórico del habla refuerzan la idea que de una relación entre la motricidad de la boca y el lenguaje.

Se piensa que este movimiento involuntario es un reflejo de un estadio anterior al lenguaje hablado. Siguiendo esta teoría se cree que antes de desarrollar un cuerpo de lenguaje oral, los seres humanos nos comunicábamos entre nosotros de una forma más rudimentaria, basada especialmente en los gestos.

Es por este motivo que la superposición de áreas cerebrales que vimos anteriormente son el resultado de la relación entre los movimientos de las manos, de la lengua y del habla. Un “recuerdo” del lenguaje que utilizaban nuestros ancestros.

¿Por que no se produce en adultos?

Es interesante plantearse esa pregunta porque si sacar la lengua es, como estamos viendo, un gesto que en cierto modo forma parte del lenguaje, debería producirse también en adultos.

Los investigadores también se han encargado de este tema y su explicación tiene que ver con la censura social, los adultos suprimimos voluntariamente la conducta de sacar la lengua por las connotaciones culturales que tiene. Nos da cierto reparo tener ese tipo de comportamientos típicamente infantiles. Sin embargo hay situaciones, por ejemplo jugando a videos juegos o si estamos muy metidos en la trama de una película, en las que incluso de adultos estamos muy concentrados y es posible que se nos escape este tipo de conducta.

Se me secó la lengua de tanto escribir.


Fuentes:
  • Forrester, G; Rodriguez, A. Slip of the tongue: Implications for evolution and language development (2015). Cognition. Recuperado el 19 de Septiembre 2017 de enlace
  • Mujica, R. ¿Por qué sacamos la lengua cuando estamos concentrados?.El correo. Recuperado el 19 de Septiembre 2017 de enlace
  • Aparicio, D. ¿Por qué los niños sacan la lengua cuando están concentrados?Psyciencia. Recuperado el 19 de Septiembre 2017 de enlace
  • Rueda, M. El significado de sacar la lengua cuando nos concentramos. Cenitpsicólogos. Recuperado el 19 de Septiembre 2017 de enlace
  • Imagen: nymag.com. Recuperado el 19 de Septiembre 2017 de enlace
  • Imagen: pinimg.com. Recuperado el 19 de Septiembre 2017 de enlace
  • Imagen: Cenitpsicólogos.com. Recuperado el 19 de Septiembre 2017 de enlace

¡Hola! Me llamo Santiago y soy psicólogo.
A los 8 años conocí esta materia y desde entonces es la pasión que me acompaña junto con las nuevas tecnologías, internet y el fútbol.
Cansado de escuchar que la Psicología es “solo para los locos” me dedico a explicar que en realidad la Psicología es para todos.

Acerca de Santiago Salvatori

¡Hola! Me llamo Santiago y soy psicólogo.
A los 8 años conocí esta materia y desde entonces es la pasión que me acompaña junto con las nuevas tecnologías, internet y el fútbol.
Cansado de escuchar que la Psicología es “solo para los locos” me dedico a explicar que en realidad la Psicología es para todos.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario