Ilusiones positivas o por qué tu pareja no es tan geniale como crees

Nuestra amiga o amigo llega emocionadísimo. Tiene una gran noticia para darnos, está saliendo con alguien. Durante horas nos habla de lo buena persona que es, de su atractivo físico, su conexión en la cama, etc. Por fin ha triunfado en el amor. Sin embargo luego conocemos a esta persona en vivo y no era tan perfecta como nos la habían pintado. ¿Que ha pasado? Es culpa de las ilusiones positivas, y todos, TODOS, caemos en ellas. Seguir leyendo

OT, el reality que visibilizó la ansiedad

El éxito de esta nueva edición de Operación Triunfo se explica por la capacidad de conectar con la juventud de hoy sin dejar de lado aquellos jóvenes que disfrutaron del programa original. En esta actualización del formato se han tratado aspectos formativos que van más allá de la técnica de canto,como la diversidad sexual y cultural, llegando a una de las últimas galas donde se habló abiertamente y en prime time de la ansiedad. Seguir leyendo

Los villancicos no nos dejan pensar, literalmente

Por muy tradicionales que sean todos alguna vez sospechamos que los villancicos navideños no podían ser tan buenos como aparentan. Por mucha “noche de paz, noche de amor” que sea, llega un momento que no podemos más con esas voces agudas y esa felicidad pastelosa. Por suerte, para que no nos acusen de ser el Grinch de la familia, un estudio revela que los villancicos no permiten que nuestro cerebro piense con claridad. Seguir leyendo

¿Son peores los niños de ahora que los de antes?

Es muy común escuchar que los niños de ahora ya no son como los de antes, con tanta pantalla, internet, y padres permisivos. Nos aterroriza la idea de un futuro cuando esos niños descontrolados que vemos en los centros comerciales sean adultos. Pero ¿Cuánto hay de verdad en estas afirmaciones? ¿Son realmente más descontrolados los chicos de ahora? Seguir leyendo

El efecto Pratfall: Los errores que nos hacen más atractivos

Cuando algunas personas cometen un error no sólo se les perdona sino que incluso la opinión pública los vé como más humanos. Sin embargo si es otra persona la que comete el error, este no se le perdona y su popularidad se ve comprometida ¿Por qué tanta diferencia? Seguir leyendo