En la cresta de la ola: ¿Cómo aplicar la mentalidad del surf a nuestra vida?

Tiempo de lectura 3 minutos

A primera vista el surf puede parecer un deporte puramente físico. Se necesita fuerza en las piernas y en los brazos, y un equilibrio particular para mantenerse de pie sobre la ola. Pero lo que muchos desconocen es la importancia de los atributos mentales en este deporte.

El cerebro lo controla todo, desde los movimientos más toscos hasta la velocidad para entrar en la ola al momento justo. El surf exige una preparación y agilidad mental a la par que física. Ahora veremos algunas de las más destacadas.

 

Visualización

Ya hemos hablado de la importancia de la visualización para mejorar nuestro desempeño. Esta técnica se utiliza en otros deportes igualmente exigentes como el fútbol profesional o el boxeo.

Estar en el agua no se trata sólo de esperar pacientemente que llegue la ola. Muchos surfistas pueden frustrarse fácilmente mientras esperan a que lleguen las buenas olas. Para aprovechar esos momentos de espera, lo que muchos profesionales hacen es surfear mentalmente.

Imaginan qué tipo de olas encontrarán en ese mar y cómo les gustaría surfearla, con qué movimientos, a qué altura y velocidad.Este truco es utilizado por Kelly Slater, surfista ganador de 11 campeonatos del mundo. Según sus propias palabras cuando entra en sintonía con las olas aprovecha la espera para surfear mentalmente.

“Miro las olas y siento los movimientos en mi cuerpo, lo que es bastante útil”

Kelly Slater

 

Valentía

Sobre la tabla aprendemos que ser valientes no significa no tener miedo, sino ser consciente de tus emociones en todo momento pero aún así cumplir con tu objetivo. Absolutamente todos los surfistas dicen que al mar no se le teme pero sí se le respeta, son conscientes del poder que tiene y que nunca se puede bajar la guardia o confiarse.

Lo importante es conocernos, ser conscientes de lo que sentimos y por qué lo sentimos, sin que eso nos frene, sin que nos impida hacer nuestra vida.

Es imposible que Rodrigo Koxa, quién tiene el récord por haber surfeado la ola más grande del mundo no haya sentido miedo en ese momento. Un muro de más de 25 metros de agua merecen mucho respeto. Sin embargo llevaba años preparándose para ese momento y logró surfear esa ola gigante.

 

Humildad

Relacionado con el punto anterior, ser conscientes de la potencia del mar, de lo increíble e indomable de su fuerza, nos pone en nuestro sitio, nos da una idea de nuestro lugar en el mundo. Saber que el mar es mucho más potente que nosotros, que nunca podremos dominarlo pero que podemos convivir con él, que podemos aprovechar sus olas si le tenemos respeto, es una valiosa lección de humildad para el ser humano.

 

Flexibilidad

Hacer deporte en el mar es genial, pero también tiene algunos inconvenientes. Un claro ejemplo son los continuos cambios de la marea. Las condiciones para surfear cambian constantemente y cada grupo de olas es diferente, por lo que es esencial aprender a aplicar nuestras capacidades y nuestro estilo a las diferentes situaciones.

En la vida pasa lo mismo, si tenemos una capacidad es importante saber aplicarla en diferentes situaciones, es importante que sepamos adaptarnos aún cuando los escenarios cambian. Tenemos que conocer qué sabemos hacer y tener confianza en que podremos desarrollarlo en diferentes situaciones.

 

Paciencia

Si hay algo que todas las personas que se han subido a una tabla saben es que hay que tener mucha paciencia. Hay días en los que se pasa mucho tiempo en la tabla, observando el mar, sus movimientos, esperando la ola justa.

En el agua la mayoría de los surfistas se convierten en personas pacientes, porque saben que en algún momento llegará lo que esperan, la oportunidad que necesitan.

También podemos aplicar esta enseñanza. Saber esperar la situación justa para poder desarrollar todo nuestro potencial, toda nuestra capacidad. No desesperar si no nos llega a la primera, o a la segunda. Estar atentos, seguir viendo cómo se desarrollan los hechos y, cuando veamos la oportunidad, actuar.

Muchos de los y las surfistas hablan más que de un deporte de un estilo de vida y tienen razón. Como pudimos ver en este artículo, practicar surf no va sólo de estar en el agua. Se necesita constancia, trabajo y una mentalidad fuerte, atenta y consciente.

Aplicar el mismo tipo de mentalidad en nuestra vida diaria puede sernos de gran ayuda.

 


Fuentes:
  • What surfing teaches you about life. Escape Heaven. Recuperado el 19 de Junio 2018 de enlace
  • Psychology and surfing: How can it help you? Australian Surf. Recuperado el 19 de Junio 2018 de enlace

 

¡Hola! Me llamo Santiago y soy psicólogo.
A los 8 años conocí esta materia y desde entonces es la pasión que me acompaña junto con las nuevas tecnologías, internet y el fútbol.
Cansado de escuchar que la Psicología es “solo para los locos” me dedico a explicar que en realidad la Psicología es para todos.

Acerca de Santiago Salvatori

¡Hola! Me llamo Santiago y soy psicólogo. A los 8 años conocí esta materia y desde entonces es la pasión que me acompaña junto con las nuevas tecnologías, internet y el fútbol. Cansado de escuchar que la Psicología es "solo para los locos" me dedico a explicar que en realidad la Psicología es para todos.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.