6 consejos para evitar el estrés navideño

Tiempo de lectura 2 minutos

Por si no notaron las decoraciones, que este año comenzaron a mitad de Noviembre, la Navidad está por llegar y junto con ella el famoso espíritu navideño que nos invade y nos llena de amor, paz, comida,  felicidad y…estrés.

El estrés navideño

Porque sí, es una época maravillosa, donde nos vuelve la ilusión de cuando éramos niños, pero también hay que pensar en ese pariente con el que siempre hay conflictos, con los regalos que hay que hacer, cómo cuadrar las cuentas de fin de año, cómo hacer que los chicos no encuentren los regalos, qué y cuánto vamos a cocinar, y si la familia se reúne en nuestra casa ya ni hablamos. Eso sin contar que se viene la cena de empresa, las vacaciones de los chicos y muchos que además tienen que seguir trabajando a pesar de las fiestas.

Por suerte, los innegables sentimientos positivos que acompañan al período navideño matizan el estrés que produce, pero no por eso podemos olvidarnos que una situación de estrés prolongada siempre es perjudicial para nuestra salud física y mental.

No se puede vivir al 1000%

El estrés es un tema que hay que tomarse en serio. Si bien todos sufrimos algún tipo de estrés durante el día, cuando esta situación se vuelve crónica es cuando hay que prestarle atención. Lamentablemente, los ritmos de vida y de trabajo que solemos llevar no nos ayudan a combatirlo, por el contrario lo facilitan. Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud los tres países con mayor índice de estrés por trabajo son México, Estados Unidos y China. En España la situación no es mejor, según el Instituto Nacional de Estadística el 59% de los trabajadores sufre algún tipo de estrés. Teniendo en cuenta como vivimos ¿Estamos en condiciones de permitirnos un nivel de estrés adicional? La respuesta es “absolutamente no”.

¿Cómo evitar el estrés navideño?

Para evitar el estrés excesivo en las fiestas tenemos que volver a las raíces, a pensar en lo que realmente importa del espíritu navideño.

  • No confíes en tu memoria. Si tienes mucho que organizar lo mejor es hacer una lista, así podrás organizarte mejor y tener todo bajo control. Existen muy buenas aplicaciones que te pueden ayudar como Wunderlist o To-do.
  • No te pases del presupuesto. Una fuente importante de estrés proviene por los gastos que se incrementan durante las fiestas. Lo mejor es tener un presupuesto determinado y realista (ni cerrar demasiado el puño, ni agujerearse la mano).
  • No pierdas tu rutina de ejercicio. Si lo sé no es fácil, de algún lado hay que sacar tiempo, pero no abandones el ejercicio físico porque es un potente desestresor.
  • No te pierdas en los detalles. No pasa nada si a alguien no le gusta un plato, ni si las servilletas no combinan con el mantel.
  • Duerme. Dormir poco nos predispone al estrés, disminuye nuestra tolerancia, así que mejor encarar estas fechas bien descansado.
  • Tu atención es un regalo. No todo el mundo quiere grandes regalos para navidad. Independientemente de lo que regales, lo mejor que puedes darle a una persona que te quiere es tu atención.

Seguramente los aspectos más materiales de la Navidad son importantes pero no son lo más importante, no son lo que realmente nos hace estar a gusto en las fiestas. Aprovechemos este tiempo para conectar con la familia y los amigos y dejemos de lado el trabajo y el día a día que ya bastante tiempo nos ocupan el resto del año.


Fuentes
  • Smith, K. How to stress less about Christmas. Psychology consultants. Recuperado el 4 de Diciembre 2017 de enlace
  • El estrés provoca el 30% de las bajas laborales en España. 20 Minutos.  Recuperado el 4 de Diciembre 2017 de enlace
  • Imagen: uvnimg.com. Recuperado el 4 de Diciembre 2017 de enlace
  • Imagen: Pixabay.com. Recuperado el 4 de Diciembre 2017 de enlace
  • Imagen: Hogarmania.com. Recuperado el 4 de Diciembre 2017 de enlace

¡Hola! Me llamo Santiago y soy psicólogo.
A los 8 años conocí esta materia y desde entonces es la pasión que me acompaña junto con las nuevas tecnologías, internet y el fútbol.
Cansado de escuchar que la Psicología es “solo para los locos” me dedico a explicar que en realidad la Psicología es para todos.

Acerca de Santiago Salvatori

¡Hola! Me llamo Santiago y soy psicólogo.
A los 8 años conocí esta materia y desde entonces es la pasión que me acompaña junto con las nuevas tecnologías, internet y el fútbol.
Cansado de escuchar que la Psicología es “solo para los locos” me dedico a explicar que en realidad la Psicología es para todos.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario